5 errores de copywriting que debes evitar en tu sitio web

 

Si bien el diseño de tu sitio web es importante, no es lo único a lo que debes prestarle atención. Las palabras y frases utilizadas para persuadir a tu audiencia, también harán la diferencia al momento de captar el interés de posibles clientes.

Crear textos convincentes exige entender todos los aspectos del sector y el negocio sobre el cual se va a escribir. Un buen copywriter se encargará de redactar frases  informativas y accesibles para lograr que los visitantes de tu página tomen determinadas acciones, tales como suscribirse a un boletín informativo o comprar un producto.

Escribir una buena copia no solo te servirá para atraer clientes y generar ventas, sino también para transmitir la imagen adecuada que afecta tanto la percepción de tu marca, como la decisión de compra de tus clientes.

Cada frase de tu sitio debe estar enfocada en crear valor, utilizando el tono correcto sin dejar de lado la calidad de la información mostrada. Así, por ejemplo, la página encargada de describir a tu negocio no será redactada de la misma forma que la descripción de productos.

En ocasiones, los negocios eligen escribir los textos de su página web, sin tomar en cuenta que ciertas técnicas que solo un copywriter con experiencia sabe aplicar, son necesarias para crear una copia efectiva que cause el efecto deseado en la mente de la audiencia.

Si tu sitio web no cumple con el propósito para el que fue creado, tal vez estés cometiendo uno de los 5 errores de copywriting de los que hablaremos a continuación:

1. No tener claro quién es tu cliente ideal

El objetivo de una copia persuasiva es seducir al lector, para esto debemos conocer sus necesidades, metas, sueños, miedos, estilo de vida y toda la información que nos permita hablarle personalmente para ofrecerle cosas que le interesen.

Escribir para el público general, hará de tu texto algo común con el que nadie logre identificarse. Definir a nuestro cliente ideal es un proceso por el que toda iniciativa de venta debe empezar. Si tenemos en mente a quién le vendemos, sabremos incluso que producto crear, basado en sus necesidades. Como dijo Seth Godin: “No encuentres clientes para tus productos, encuentra productos para tus clientes”.

2. Uso de lenguaje complejo o rebuscado

El contenido de tu sitio web debe redactarse de manera sencilla y directa. Frases concisas que vayan al grano lograrán mejores resultados.

El uso excesivo de adjetivos, tecnicismos, artículos, entre otros, hará que tu copia pierda credibilidad y disminuya el efecto que pueda tener en la percepción del lector. Igualmente el uso de voz pasiva puede dificultar la fluidez en la lectura del texto, recurrir a la voz activa es la mejor opción.

3. No utilizar palabras claves

Antes de redactar cualquier texto, primero deben investigarse las palabras claves que utilizarás para posicionar el contenido de tu sitio web en los distintos motores de búsqueda.

Utilizando herramientas como el Planificador de Palabras Claves de Google o Buzzsumo podrás identificar palabras de cola corta o short tail keywords (1 palabra) y palabras de cola larga o long tail keywords (más de 2 palabras), para incluir en los textos que estarán en cada apartado de tu sitio web.

Desde metadescripciones hasta llamados a la acción, cada palabra escrita en el copy de tu web debe estar destinada a captar la atención, incluso de los buscadores.

4. Fallas ortográficas

Uno de los errores más comunes en la redacción de contenidos, son las faltas ortográficas y tipográficas. Es necesaria la asistencia de un editor para verificar que cada una de las palabras y frases de nuestros textos, estén escritas de manera correcta.

Hacer lecturas antes y después de publicar un texto, es indispensable para asegurarnos de no cometer estos errores que por más mínimos que sean, pueden perjudicar la credibilidad del mensaje que deseamos transmitir.

5. Copiar a otros sitios web 

Tu marca debe tener personalidad, esto significa que debes mantener la individualidad creando contenido único y resaltante. Nos referimos a abordar cualquier tema con puntos de vista propios que brinden diferentes perspectivas.

Investigar qué está haciendo tu competencia, es bueno hasta cierto punto. Si buscas inspiración o quieres saber qué técnicas están aplicando y cuáles funcionan o no, es oportuno que estudies las prácticas de distintos negocios.

Por el contrario, no intentes emular a otros con tu contenido o diseño, esto solo logrará que conviertas tu sitio web en uno más del montón, sin ningún valor que aportar. Estar atento a lo que hacen los demás, solo debe servir para mejorar, no para copiar.

Optimizar los textos de tu página es un trabajo arduo que toma tiempo y dedicación. Empleando la ayuda de un profesional, puedes evitar cometer ciertos errores que incidirán en la conversión y efectividad de tu web, que es tu carta de presentación en el mundo digital.

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X